Ane y Mikel celebraron el sábado 4 de octubre su boda en Okalarre. ¡Lo nuestro fue amor a primera vista! Ellos buscaban un espacio en Bera, un espacio en el monte. Y nos descubrieron a través de la web. Cuando llegaron a Okalarre les encantaron las vistas, el entorno, el espacio… ¡todo! Y a nosotros nos encantaron ellos. Ese mismo día reservaron Okalarre para celebrar el banquete de su boda el 4 de octubre.

Y por fin llegó el día. Amaneció fresquito, pero se intuía un día precioso, soleado. Al mediodía, después de celebrar el enlace, los 143 invitados comenzaron a llegar al restaurante. El lunch estaba preparado de la mano de Divinus catering, y a esa hora, cuando ya empezaban a tener un poquito de hambre,  los invitados disfrutaron muchísimo de los canapés.

Llegaron los novios después de haber realizado la sesión fotográfica con Nuria e Iñigo de Scene Press. ¡Seguro que están deseando ver esas fotos a la vuelta de su viaje!

Y como en toda celebración, llegó la hora de comer, y después, ¡a bailar! De la mano del DJ pasaron la tarde bailando, riendo y disfrutando con todos los invitados.

Una de las ventajas que tiene el hecho de estar situado en un entorno como lo está Okalarre, en medio de un valle, entre montañas, es que no hay vecinos y la fiesta se puede alargar todo lo que los invitados quieran! Ane y Mikel quisieron ofrecer una cena en forma de canapés y alargaron la celebración de su día hasta las 2 de la madrugada. De esta forma los novios tienen la posibilidad de exprimir al máximo uno de los días más especiales y bonitos de sus vidas.

Ane y Mikel; Mikel y Ane, estamos muy agradecidos porque nos elegisteis para celebrar con todos vuestros amigos y familiares vuestra boda. Disfrutamos junto a vosotros viendo lo bien que lo pasasteis, lo que os emocionasteis y lo que disfrutasteis. ¡Y sólo nos queda desearos que seais muy felices!

 

Fachada principal - disposición mesas

SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC 04102014-Okalarre026 04102014-Okalarre022